domingo, diciembre 16, 2012

Con letra sepia, con tintes negros


El agua lleva escrito en letras cristalinas noviembre...
Poet@errante



Corren ríos de tinta sepia sobre mi ajada piel...
Mutilo la dermis impregnándola de Caligramas 
de lineas que recuerdan versos
algún intento de haiku
palabra brava, breve
más intensa en inmensa perdición...
Poseída por un ansia interminable 
pincho insensata, incesante con una punta fina de arpón
me tatúo cual documento donde me concedo
por completo a su posesión.

Corro en medio de la noche desesperada, 

sin aparente rumbo y sin mover los pies, 
simplemente entre la ruta de unas letras que creo reconocer
me infiltro entre cortas callejuelas
perfectas en su trazo.
Y tan tangible es el flujo concreto de su labio
que no dudo, transito lentamente y me  expongo.
Aparco allí,  mi mí, y esnifo su verbo
en medio de este desvariar desolador.

Lúgubre aúllo en la voz estampada con borrones.

Y me sé, roca inerte
donde esculpo latente mi oscuro sentir, 
letrero panorámico decadente.
Desamparada en el despojo
entro a buscarle en esta otra carretera aún sabiendo,
sólo me enredaré más con este lío que he hilvanado 
con tanta débil senda.

No hay obsesión, no hay anhelo por mil destinos

sólo un único destinatario he estampado con sello de aguafuerte
al que me remito
al que envío, este laberinto indefinido que no sabe ser,
éste embrollo en el que me he auto-zurcido.

Sábeme, prolongación en suspiro agonizante

y lo he estampado con manchones que rememoran rosas negras, 
lirios oscuros,
al ser flor yerta.

Y una y otra vez

divago en el tumulto de palabras que acumulo
a ciegas, a oscuras
sin ni siquiera el farol de sus ojos
que por breves instantes diera luz 
a este oscuro texto, a esta sucia letra en que me derrumbo.

Alguna noche, alguna vez

hubo un canto como de río de agua que escuchaba quieta, 
y sentía, cómo me arrulla,
y en esa calma pensaba, sonoro me orienta...:
Éso, como cantar de agua cristalina
era cuando el correr de su voz fluía, 
leyéndome íntimamente en voz alta.

En esta pleamar de tinta que me ahoga

y que un tanto me asusta
ya casi no recuerdo y tampoco siento 
el calor firme de su mano sosteniendo al leer
el pergamino que es mi piel 
o...

Él, leyendo 

(yo perdidamente relajada, inmersa en escuchar, en silencio),
el instructivo preciso 
el cómo vencer este animal sedado que ya soy.
Él atento, en medio de lo impreso, 
desvelando la estrategia inédita, inaudita
de como encontrar el perenne tesoros de tinta fluida
que le aguarda (que le guardo)
en la entraña manchada de herrumbre 
del tintero que me sé.

Qué lato y mano tibia tinta.


Y en la desolación continuará mi minucioso anudar

los oscuros ósculos que arranco a mi boca acallada.
Sí, para él ligaré mi carne...
Y trazo pernicioso un sugerente batik de anilina multicolor
multifloral, lirios blancos, rosas vivas, 
legible en el diseño seré.


Mas, cuando escuché que se aproxima
velozmente lavaré la sábana teñida que soy
porque cuando llegue a mí
sólo desearé cobijarlo entre mi muda tibieza
con el calor del manto desplegado, 
limpio de mi piel.

Si no es que me ha carcomido antes 

este absurdo con piel de miedo arraigado en el todo...





Génesis y finalmente el vértigo.rt
30/XI/2012. Anulando la niebla

Imagen: Tomada de la red
Letras: yguana rosa



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com