viernes, noviembre 16, 2012

Viento, del tiempo amorfo

De no estar tú,
demasiado enorme

sería el bosque.
Issa.


Con ojos inyectados miras fijamente la noche
que se te rinde extasiada
y con el paso firme y silencioso 
te internas sigiloso por sus franjas lúgubres
tu instinto me sabe próxima
percibes el pánico en mi respiración
y más te excitas ante la imagen que evoca
el  prolongado zigzagueo con el que sabes
huye alerta mi instinto adentrándose en la oscuridad 

Internándome y al cobijo del monte

intento ocultar mi silueta entre el azul nocturno
pues mi licantrópico olfato te ha venteado
te sé
perverso cazador
te sabe la yerba seca 
y no soy ajena a como tiembla la luna en la charca agitada
nos inquieta el roce de tus botas
que se imprime en el susurro del viento

Se eriza mi inconfesable nostalgia

y mi lengua hereje lubrica los colmillos
esta noche o muero
o mis piernas recuperan el vigor engullendo tu carne



Ahonda el sigilo en la intrepidez.rt
16 XI 2012. La calle aguarda abierta

Imagen: María Tafolla (Azul idílico)
Letras: yguana rosa

http://youtu.be/zMBTvuUlm98

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com