domingo, febrero 26, 2012

Cuenta Cuentos VII

                 
                                                                ¿Para que esperar

                                                                                   algo si toda ilusión

                                                                                                                      acaba en nada?

                                                                        P. E.


Soñé que era de papel 
mi mundo, tu pelo al aire, el horizonte, los manzanos...;
había risa, cordilleras, soles 
y claros de luna.
Todo espacio por donde ocurría el circense devenir
era dúctil y se acoplaba al pensamiento,
ningún objeto había punzocortante o afilado.
No se conocía algo parecido al fuego,
el día a día transcurría amorosamente sereno...,
vivir era un arte.


¿Yo?, 
aprendiz en la escuela de origami.


Recuerdo que con alados pies 
corríamos entre una linea interminable de álamos.
Rebozaba de flores cantoras y nubes azucaradas
toda la amplitud celeste
los peces bebían pequeños brotes 
de escapularios sabor arándano y cereza
elegantes gacelas e impalas 
daban pequeños saltos desde la cercana pradera
en la laguna larga se reflejaba la montaña
sobre el claro ágata con matiz violeta.


A solas
desde el rocoso desfiladero
nos gustaba contemplar 
el destellar plateado de la corrugada mar...,
levantar la vista
hasta acariciar como el viento
el dorado trigal...
Verlo todo, 
brillante u opaco, tan colorido.
Y entre efluvios de papel fresco, olor añejo, a viejo 
o el aroma persistente, picante, de antiguo pergamino...,
se embriagaban los sentidos.


Pero, sin que nadie hablara de ello
sí que se temíamos una situación...
Cohabitaba junto a nosotros una duda,
un temor amorfo y latente sentado en la banca del parque
nos miraba discreto, callado, pero obstinadamente... 
Se sabía, por la voz antigua de los más viejos
que en cualquier momento 
aparecería en las cercanías
un nave enorme,
cargado de un húmedo y pegajoso mejunje
que nuestros ancestros llamaban, tinta
y que al deslizarse por la piel de mi mundo
de mis vivos queridos de sueño,
con su liquida caligrafía nos desfiguraría el rostro,
la calle, el café, el bosque...,
arrancándonos, después, incomprensiblemente de nuestro mundo.
Incluso, alguien hablaba, 
de una temida palabra, editar.


¿Pero quién era...,
que era aquello que al embadurnar entre nuestra existencia
su obscena y fría presencia
nos desfiguraría la vida...?
En mi mundo de papel 
muy en lo profundo
habita rasgando las entrañas, una agonía.


Preguntaste
¿Por qué el más bello sueño 
puede mutar en nuestra peor pesadilla...?


Suave silencio.
Te cubro en mi abrazo...,
 duerme en mi beso.


En lo mas sórdido de la oscuridad...rt
24 febrero 2012, San Luis Potosí

Fotografía: B. Wurm
Letras: yguana rosa


http://www.youtube.com/watch?v=wmdX18AMFps&feature=related

4 Comentarios:

Blogger soy... dijo...

"...y que al deslizarse por la piel de mi mundo
de mis vivos queridos de sueño,
con su liquida caligrafía nos desfiguraría el rostro,
la calle, el café, el bosque...,"

Me voy a quitar el sombrero.

Ya lo hice, y me quedaré sin el.

Y que léxico más desbordante, precioso, puntual.

Saludo.

8:57 p. m.  
Blogger soy... dijo...

Y por cierto, continuas mutando.

Eres crisálida...

Saludos.

8:59 p. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

¿Y quién no, soy...?

Saludos.

7:37 p. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

soy...
Fíjate que casi no vuelo a leer lo que escribo y ha sido emocionante ir descubriendo junto a tus generosos comentarios ésto, estos descalabros mío..., y porque he podido revivir lo vivido en esos momentos...
Justo ahora que me siento...?
¿cómo perdida..., como a punto de naufragar...
A un nuevo viaje...

Gracias.

7:44 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com