martes, enero 10, 2012

Sutura sin hilo

¿Cuánta pena cabe en una lágrima?
                                                                        ¿Cuánto pesa una pena?
M. H.



Si lo que no vemos y nos duele, 
hiere y llevamos dentro, pesará...
Reptaríamos, justamente (¿o ni eso?).


Tumbada y desnuda del alma, 
como en un aturdimiento paralelo a la emoción acumulada
como subproducto de algún soñar opiáceo, 
permanezco pernoctando en vela y en el diurno habitar
al pie del peñasco de la ilusión
a sabiendas de que es inalcanzable la cúspide, 
aunque, me es permitido contemplar su altivez ...
Y soñar. 
Y en un ficticio desgarrar  con la garganta seca
los gajos de su sabor anhelado,
intuido.
Eso que sé es aliento/bastimento necesario,
ansia de mezclar en mis labios
su saliva dulce derretida dentro
y que me lubrique el gélido ardor, áspero, del desconcierto
de saberme perversa, e inalterada, a la espera de nada...


Al consternante vibrar de la punzocortante sensación
que se aturden mustias, agazapadas en el terror 
y a milímetros de ser desgarrada
en las aristas del  filo de la roca de la displicencia, 
y que aún así, despliego de la garganta ronca
un alarido hondo, abismal
que atrae y llama feroz y determinado
otras voces encendidas e incandescentes, 
pero ininteligibles de descifrar, 
marchito mi estoica determinación
en el charco abundante del recuerdo, 
que persisto en negar...
Con todas las ganas de ser tu puerta.
Tu puerto. 
La almohada que cierra y contempla tus ojos.


Y no hay derrota prevista
en la inconsciencia del flagelo autoimpuesto.
Sé que si sembrase, 
como lo hago, esperanza
e irrigará de aguAmor ingenuamente...
(Y no sé nada)


Mi insulsa ilusión intempestiva,
intenta alertarme de la derrota.
Me dirá:
¡Hay presagios!
Y me veras arrastrándote en el arroyo del delirio de intentar olvidar.


Sí, me veré aletargada,
como ya vivo (¿Ironía...?),
en la decadencia de la soledad al estar aquí, 
expirando mansamente, ante tu peculiar 
y brutal indiferencia.








Semillas mutantes.rt
9 enero 2012. Uruapan

Fotografía: Francesco Sambo
Letras: yguana  rosa

4 Comentarios:

Blogger soy... dijo...

Testimonio...

Dejemos los comentarios para el otro poema.

Voy hacia el.

Un saludo.

PD. Si diré que está rico en palabras. No digo más.

9:12 p. m.  
Blogger Mothman dijo...

Sentimiento de deseo que mortifica, como un látigo complaciente pero que no deja de ser látigo. Profundos y sentidos versos con un final brutal.
Un abrazo dulcemente flagelante

11:27 a. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

Este espacio, también, puede ser parte de la otra orilla...Aunque haya que sortear algunos rápidos y cataratas abruptas...
Un playa abierta donde compartir el pan de las letras, donde aflore paz y fluya la buena voluntad...

Saludos y abrazos.

9:35 p. m.  
Blogger soy... dijo...

Que troncos de comentarios.

Que bueno que no dije nada.

Un saludo.

5:53 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com