viernes, diciembre 23, 2011

Las-kyi rlung

Me insiste en serlo,                                                                      Colibrí y la flor
el viento sopla fuerte,                                                                    para ofrendar a Budas
quiere ser verso.                                                                               en tres esferas.
                                 M. H.                                                                                                           rt

Desde remotos tiempos
llegan intempestivos de lugares inciertos
con su potencia devastadora
han soplado repletos de gruesa lluvia
poderosos, viejos y negros vientos.


Y rasgan indiferentes
altivos en su inclemencia
la serena belleza desafortunada
en la que irrumpen, destrozando, con su tormento
cruzando tierras extensas
desgarrando las aguas de un basto mar,
cual caballo indolente
en apocalíptico cabalgar desbocado.


Tras su paso, tantas veces, ha quedado muerte 
yerma inquietud por lo incierto
ríos ahogados en su propia agua
que deslavan y desgajan, altivos cerros.
Ríos que claman contra las piedras, perdidos
de su cause, en busca de rumbo a mar seguro.
Borrascas irrigan con la abundancia de su tormenta, sombra.
Veloz el vientos, trastornado,
mastica árboles y su corteza
como si poseyera, fauces voraces.


Vientos y agua, deshojan al miedo en la oscuridad.


Siembran certeros, como manos labriegas
entre los surcos del amplio campo,
desolación, escarcha y frío.


En un ignorado rincón del paraje
entre broza, matorrales y baraña densa;
los pétalos desechos de una flor silvestre
dan cobijo al colibrí herido
que aletea lento, temeroso de esparcir totalmente
los leves resto del aroma del que dulcemente aspira...


Mañana
la tierra generosa revitalizará y habrá de engendrar nueva vida.
Nacerán nuevos y tiernos brotes.
Florecerá con fuerza indómita el silvestre rosal.
Destellará deslumbrante el cuello de la avecilla
volando libre y embelesada en el nuevo amanecer 
compitiendo con su majestuoso danzar
ante el cobrizo intenso de los rayos solares.



¿La rosa..? Trasmutará dentro de la tierra, 
Quizá se manifieste en raíz, savia u hoja...
¿O sugerente y volátil sea leve en ráfaga de viento...?


Y volverá, algún día, 
el aliento rancio del viento, a arreciar.







Preceptos en eclipse.rt
Luna decreces en diciembre, 11. Uruapan


Fotografía: Francesco Sambo
Letras: ygana rosa


http://www.youtube.com/watch?v=t2y_p-e1pbQ

4 Comentarios:

Blogger Carlos dijo...

No hay mayor vendaval que el de nuestros deseos, ni mayor tempestad que la de nuestras emociones.
Un abrazo

7:34 a. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

¡Gracias Carlos!
Y a los vientos que te traen a este rincón.

Lo mejor para ti y los seres que te rodean.
Muchos alegrías compartidas
en dulce paz.

Otro abrazo para ti.

8:23 a. m.  
Blogger Mothman dijo...

Una bonita imagen de regeneración constante... como la vida misma, y llena de esperanza... esperemos que no se trate sólo del ojo del huracán.
Saludos

5:38 a. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

Mothman:
¡¡¡Que todo sea auspicioso!!!

Un abrazo con saludos.

6:20 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com