lunes, octubre 17, 2011

Llueve en la piedra.

¿Sin mover o crecer vive la piedra?
                    Neruda.


Visité al haijin
en su jardín japones.
Sutil orquídea.

Pasean dos cisnes
cerca del puente dorado.
Espejo de agua.

Nublada la tarde
espera paciente el
cantar del llover.

Triste la rama
del gran sauce saluda
al viejo viento.

Lluvia y sus gotas, 
fractales secuenciadas,
en el estanque.

Miro el cielo gris
desde la casa del Té
sin arcoíris.

Encuentro algo más
que infinito en el silencio.
La garza espera.

Sol de la tarde
tu presencia dorada
todo maquilla.

Sobre larga isla
desde su nido, zureas,
dócil paloma.

Noche sin luna
terciopelo en la bóveda.
Croar de la rana.

Dúctil mirada.rt
17 octubre 2011

Fotografía: Alina Montaño
Letras: yguana rosa







4 Comentarios:

Blogger El Ermitaño. dijo...

Yguana, he visto un cambio radical en tu forma de escribir haikus. Estos son magníficos, redondos, sublimes. ¿Cómo es posible este cambio de un día para otro? Estoy asombrado, verdaderamente. Sin duda, en esta publicación están los mejores que he ido leyendo. Contemplo un salto abismal entre los de antes y los de ahora. Son preciosos, un aplauso para ti.

6:50 a. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

Tu mirada contemplativa te embarga de generosidad.

Gracias, Ermitaño.

9:25 a. m.  
Blogger La_d_la_mochila_blanca dijo...

Me quedé muy satisfecha xk pude entenderlo y tú sabes como me custa entender la poesia...o al menos crei entenderlo...sino lo interprete a mi manera GRACIAS!

4:17 p. m.  
Blogger yguana rosa dijo...

La_d_la_mochila_blanca, jajjaja
qué complicado escribir tu nombre =)

Gracias por tu comentario y sobre todo, por pasar a visitar Caligramas.
Sabes cuanto amo tu presencia y el poder compartir.

Un abrazote hasta allá...

10:44 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com