sábado, agosto 30, 2008

Vírgenes Aureoladas


Sálvame del tormento,
Oh, Señora de la Noche,
alivia las tempestades
que a mi alma sobrecogen.
Deciende hasta los lugares
donde mi llanto se pose,
libera mis ataduras,
dale alivio a mis dolores.
Sembrado está el camino
de espinos y rencores,
de llantos, deseperanzas,
que mi corazón corroen.
Destruye a los enemigos
que a mi destino se oponen,
y líbrame, oh, Señora,
del reino de los horrores.


Madonna con Niño: Miguel Cevallos
Oración: luis david


4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Cuando el dolor no sea un pretexto...
La Luz, seguro, desvanecera todo tormento.

Que nadie busque pretextos para el amor.
!Ama!

Luis David:
Abrazos y mi admiracion.rt

3:10 p. m.  
Blogger luis david dijo...

Bienvenida a Caligramas, mi querida Yguana Rosa.

Por aquí nos veemos muy seguido.

besos

1:52 p. m.  
Anonymous YKR dijo...

Es definitivamente el caligrama más shockeante (me caga la palabra, pero bueno) que has publicado.

Me deja sin palabras.

Abrazo.

7:33 p. m.  
Blogger Javo León dijo...

Acabo de encontrar este blog y me ha parecido muy interesante, en especial este caligrama.
La redención por la seductora muerte... me encanta.
lacrimosa, un atavío que lo intensifica.

8:01 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com