jueves, noviembre 29, 2007

LUNA


A mis queridos caligramos


Algo turba mi sueño esta noche.
Una presencia implacable y funesta
que asoma su colosal potencia
a través de un denso espejo.
Ónix, no obsidiana.

Mi corazón late sin ritmo y mis miembros
se tensan cual cuerdas en
esta habitación saturada de crujidos anónimos:
lobos que devoran el espacio y el tiempo,
asoman sus fauces infames
entre las grietas que lamen los muros de mi aposento.
De los insondables cismas de mi ser
arremeten furiosos los más febriles pensamientos;
bocas negras del dolor,
matrices siniestras do’ se gesta la desazón y el miedo.

Las sábanas me vomitan en una violenta arcada,
vago por corredores infinitos
en esta mansión de imposible arquitectura,
techos inverosímiles en su altura se yerguen sobre mi
como una amenaza;
hace frío y voy cubierto de andrajos.
Detengo mi errar junto a una
de las múltiples ventanas que hacen de esta mazmorra
un lugar donde cada movimiento,
el mismo pensamiento,
es memorizado por estos jueces sin voz,
rostro, ni nombre: sombras
cuya presencia es tan cierta
como sus dedos afilados y sus corruptos alientos.

Alzo la mirada y descubro aterrado al más siniestro de todos;
blanco, inmóvil y solitario,
atroz como un obscuro Polifemo, indeciso
sobre el momento y la forma en que ha de devorar mi cuerpo.

Una descarga muerde mi carne,
me encojo ante la horrida amenaza que sólo yo conozco;
es de noche y los necios duermen el sueño de la ignorancia,
el aire pesa como lápida, pero nadie acude a este sepelio.
Pierdo toda esperanza, pues estoy totalmente cierto
de que nadie ha de salvarme del tenaz vaivén de mi péndulo.

Vientos cual murmullos agitan
las ramas desnudas y torcidas
de un árbol seco en el jardín de mi encierro.
Arriba, el solitario ojo de mi juez severo
deja caer su párpado odioso por un momento;
me desvanezco exhausto sobre la alfombra
y los segundos caen inexorables sobre mi cuerpo.


Letras: Y-K-rho

11 Comentarios:

Blogger A do outro lado da xanela dijo...

Hola!

Soy nueva en esto de los blogs, y he estado recorriendo unos cuantos para ver si me inspiraba. De esa forma he llegado hasta aquí.
Sin más, solo quería saludar.

Hasta luego!!

PD - Me encanta tu blog, sinceramente

5:37 a. m.  
Anonymous Un caligramo (Y-K-rho) dijo...

Bienvenid@ a nuestro espacio!

3:23 p. m.  
Blogger Luis David dijo...

Órales Maese Ikarus.

Regresas en grande. Enorme tu poema.

Gracias por la dedicatoria. Es un honor.

un abrazo

7:11 p. m.  
Anonymous Y-K-rho dijo...

El honor es merecer una flor tuya, amigo.

Abrazo recibido y correspondido.

12:10 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ave quemada, me gusta, en especial a partir de " Las sábanas me vomitan en una violenta arcada..." en ese párrafo creo q comienza todo. Me reconozco en el temor del vaivén de ese péndulo.
deniche

5:21 p. m.  
Blogger pk dijo...

gracias, ícaro!

qué fuerza!
el úlitmo verso hace un cierre bien cabrón

no hay duda: ícaro está de vuelta!

6:11 p. m.  
Anonymous Y-K-rho dijo...

Deniche: el pendulo es eterno querida, afortuanadamente percatarse su oscilar no lo es tanto (aunque a uno le parezca que sí).

PK: de vuelta con las letritas, permanentemente con ustedes en el corazón.

Abrazo a amb@s.

12:58 a. m.  
Blogger pk dijo...

te acuerdas, ícaro, de uno que hablaba de las pastillas para dormir?

vaya alma insomne

abrazo

2:54 p. m.  
Anonymous Y-K-rho dijo...

Así es mi querido PK, todo fuera como echarse un chochito y listo.

Suspiro.

5:31 p. m.  
Blogger J.Riaño dijo...

Muy bueno el poema, creo que todos hemos tenido esa sensacion alguna noche. un abrazo.

6:47 a. m.  
Blogger bbitacora dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

10:07 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este Caligrama:

Crear un vínculo

<< Home

Map IP Address
Powered byIP2Location.com